Algo suena a una mujer que se va de casa

En 2011 trabajé la edición y corrección del libro “Algo suena a una mujer que se va de casa” de Guillermo Jaramillo (UANL, 2011, Colección Verso Vlanco). Escribí también este breve texto de difusión de prensa, que aparece citado en la “Biblioteca de las Artes de Nuevo León. Tomo I: Literatura” (Conarte, 2014).

En los versos de Guillermo Jaramillo la nostalgia es una compañera insustituible. El pasado se cierne sobre el poeta como una llaga, pero en lugar del dolor son la ternura y la inocencia las que toman la voz principal.

Algo suena a una mujer que se va de casa contiene una geografía emocional que hunde sus pies en una geografía real: desde los rincones más bravos de Monterrey hasta los naranjos interminables de Terán y desde los viejos amores hasta la familia. Un mapa en que Pink Floyd, Bob Dylan, Joy Division y los Beatles coexisten con Andrés Landero, los Alegres de Terán y Celso Piña.

Un comentario en “Algo suena a una mujer que se va de casa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s